Viaje Alsacia, Selva Negra, Dolomitas, Venecia y Chamonix (Parte 3)

7.7.14

Nuestro siguiente destino es el Lago Titisee, donde hacemos noche en uno de los camping que hay alrededor del lago.
Salimos a dar una vuelta por el lago, disfrutar del atardecer y nos sentamos en una terraza a degustar un trozo de la tarta Selva Negra.

Al día siguiente, decidimos coger una barca eléctrica para dar una vuelta a lo largo de todo el lago, también se pueden alquilar barcas a pedales.

Es una zona llena de tiendas de reclamo de recuerdos y souvenirs típicos como los relojes de cu-cu y productos tradicionales.








Después de pasar el día relajándonos en este lago, nos vamos a ver las Cataratas del Rhin. Aparcamos en el parking que hay al lado de las cataratas y como dato importante, sólo se puede pagar con tarjeta o francos suizos.

Nosotros decidimos no coger el barco que te lleva hasta los pies de las cataratas e hicimos el camino que te lleva rodeando las cataratas caminando.
La fuerza del agua y las vistas son impresionantes.




Dejamos la Selva Negra y nos vamos hacia la zona de Dolomitas, haciendo noche en el lago  Konstanz,  donde nos costó mucho encontrar alojamiento, estaba el pueblo lleno, ya que era fin de semana.

Al día siguiente amanece lluvioso y como no sabemos que hacer, decidimos darla vuelta al lago en coche y nos encontramos sin saberlo, el pueblo de Stein am Rhein, y nos llevamos una agradable sorpresa, otro pueblo que parece de cuento, con fachadas pintadas al fresco.
Visitamos el pueblo y subimos hasta la parte más alta a ver la fortaleza Hohenklingen de 1225, que aparte de ofrecernos unas maravillosas vistas del pueblo con el  Rhin, contiene un distinguido restaurante.
















Otro pueblo con atracción turística es Füssen, donde está el majestuoso Castillos Neuschwanstein (en el cual se inspiró Walt Disney). Nos alojamos en uno de los camping que con suerte quedaban plazas, ya que estaba todo completo. Existe una zona de acampada libre, por la gran afluencia que tiene el pueblo y su castillo.
El camping genial, al lado del lago que cuando nos despertamos nos encontramos con una estampa de relax, viendo a la gente que estaba remando por él...una paisaje fantástico. 











Para ver el Castillo Neuschwanstein, hay varias opciones, subir en autobús que salen desde Füssen, en coche de caballos o caminando.
Nosotros decidimos subir caminando y hacer una pequeña excursión preciosa de unos 40 minutos por el bosque.














Un impresionante puente entre el camino y el castillo ofrece las mejores vistas del Castillo.
La visita al Castillo es guiada y sólo se pueden comprar las entradas abajo en el pueblo y mejor con antelación. 


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

0 Comentarios

Blogs que seguimos