Delta del Llobregat: Mirador de aviones y ruta de los Carabineros

19.9.16

Nos vamos a hacer una pequeña excursión de unos 7 km (ida y vuelta) por El Delta de Llobregat, que se puede hacer tanto caminando como en bici.



Nuestro destino es ir a ver la Antigua Caserna dels Carabiners, el Mirador de la Bunyola y el Mirador del Semáforo.




Nosotros dejamos el coche en el Cami de la Bunyola (H), a partir de este punto el acceso sólo está permitido con coche a los propietarios de los huertos que hay unos metros más adelante.
Nos dirigimos por un camino asfaltado apto para caminantes y bicis  y a los pocos metros a mano izquierda nos encontramos un puente con una baranda por donde cruza el canal de la Bunyola y nosotros nos vamos por el camino de tierra , dejando el canal a nuestra derecha. Son caminos que van paralelos uno al otro del canal, osea que podéis ir por el que más os apetezca.






Empezamos a ver los aviones que van a aterrizar al Prat 


Pasamos por los campos sembrados de Alcachofas , verdura emblemática del Prat y la comarca con más de 100 años  y es la reina de los cultivos del Delta, con más de 500 ha. cultivadas en el Baix Llobregat y con una elevada calidad, contando con IGP (Indicación Geográfica Protegida) al igual que su famoso pollo de pata azul.


Llegamos hasta cruzar el Cami Reial de Valencia donde hay un Parking (B) con un centro de información del Parque y es otro punto donde podemos dejar el coche e iniciar el paseo y nos ahorramos 1 km desde nosotros hemos dejado el coche.
El parking está justo al lado del mirador del Aeropuerto del Prat (F), al cual nosotros nos pararemos a la vuelta, ya que en ese momento había mucha gente.
Cogemos información del parque y preguntamos sobre el acceso con perros, ya que habíamos leído que en algunos itinerarios estaba prohibido, pero en este que vamos hacer está permitido.
Así que seguimos por el camino que tenemos a nuestra derecha, que es el que nos llevará hasta el  Mirador de la Bunyola (C)





Llegamos al  Mirador de la Bunyola , desde donde podemos ver a mano izquierda la desembocadura del Llobregat 
La torre de la Bunyola es un mirador fantástico desde donde podemos observar la playa de Ca l'Arana
y la de los Carabineros,siempre interesantes por la cantidad de aves que acuden.
El valor natural de estas playas se mantiene gracias a que no hay uso público. En la torre, además de observar la fauna,podemos entretenernos contemplando la llanura deltaica con los humedales, los pinares y los campos de cultivo o disfrutar mirando el mar





y a mano derecha la  Antigua Caserna dels Carabiners y el Mirador del Semáforo, que es donde nos dirigimos ahora.





Otras vistas a Barcelona 




Volvemos hasta cruzar de nuevo el puente y siguiendo el itinerario marcado nos dirigimos hasta la Antigua Caserna dels Carabiners (D)

Los primeros edificios del cuartel datan del año 1844. Su construcción fue promovida por el Cuerpo de Carabineros Reales para reprimir el contrabando, especialmente de tabaco, y vigilar la costa.
Durante el golpe militar de 1936, los carabineros se mantuvieron fieles a la república, hecho que precipitó su disolución al finalizar la Guerra Civil. Desde 1939 hasta 1970, el cuartel estuvo ocupado por la Guardia Civil.






  

Continuamos camino entre juncales con pequeñas balsas hasta el Mirador del Semáforo (E), que ya desde lejos impresiona esa enorme construcción y pasarela de madera.

Esta casa fue edificada con el fin de regular el tráfico marítimo por la costa y reducir el número de accidentes. Esto se conseguía mediante la instalación de unos semáforos dotados de unos telégrafos ópticos que, siguiendo un código preestablecido, permitían la comunicación con los barcos que navegaban por la costa.

Este pero, conocido oficialmente con el nombre de Semáforo del Río Llobregat se comunicaba además con el del castillo de Montjuïc gracias a un telégrafo de banderas.

Para proteger el edificio de las crecidas del mar, los terrenos se tuvo que elevar tres metros sobre el nivel del mar. El edificio de planta rectangular tenía un mirador central y una cisterna subterránea que recogía agua de lluvia.

Los primeros trabajadores de los que se tiene conocimiento datan de 1897, los cuales vivían en unas condiciones sanitarias muy malas, con continuos episodios de paludismo , típicos en toda la zona del Delta del Llobregat .


Accedemos a su interior con la pasarela que permite salvar la vegetación y subimos hasta su parte superior desde donde tenemos unas bonitas vistas de la playa, del pinar de la Ricarda, de la laguna de la Magarola, de la vegetación de marisma y de la llanura deltaica en general.








Damos la vuelta y nos volvemos que nos pararemos en el mirador del Aeropuerto del Prat (F)



A lo largo del camino, encontraremos varios puentes por lo que podemos ir por un lado o el otro del canal.





Llegamos al Mirador de aviones del Aeropuerto del Prat, donde hay unos bancos de piedra y que como podéis ver hay una gran afluencia de gente observando como pasan a escasos metros de nuestras cabezas los aviones que van a aterrizar cada pocos minutos y haciéndose fotos con los aviones.










Hay unos indicadores que nos permiten conocer y familiarizarnos con la gran diversidad de aviones que llegan en el Aeropuerto del Prat.

Damos por finalizada la vista a los aviones y nos vamos hasta el coche, esta vez dejando el canal a nuestra izquierda y a pocos metros del mirador encontraremos una área de de juegos(G) con un par de mesas de picnic.


Hasta la próxima

Ramón & Dolores


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

0 Comentarios

Blogs que seguimos